Roman Reigns deja la WWE para combatir la leucemia

ADM/Redacción.

Este lunes por la noche, Roman Reigns, el hasta ahora campeón Universal de WWE subió al ring vestido de calle y entre lágrimas anunció que renunciaba a su título y que dejaba la competición porque a partir de ahora se va a dedicar de lleno a combatir la leucemia, la enfermedad que, como un fantasma ha vuelto a aparecer en su vida.

En el último episodio de Monday Night Raw el ya excampeón dejó no solo al público en shock sino también a sus compañeros de vestuario, al explicar su historia: “He convivido con la leucemia durante 11 años y desafortunadamente ha vuelto a mi vida, por lo que no voy a cumplir con mis compromisos de campeón. Tengo que dejar el Campeonato Universal”, contó encima del cuadrilátero, antes de dejar sobre la lona el cinturón.

Para empezar, Roman Reigns se presentó por su nombre real, Joe -Leati Joseph-, y recordó cuando ya superó una vez la enfermedad. “Tenía 22 años. Fue el momento más duro de mi vida. No tenía dinero, no tenía casa, esperaba un bebé y el fútbol americano había acabado conmigo… ¿Pero saben quién me dio la oportunidad? La WWE”.

 “No les voy a mentir… necesitaré cada oración que me puedan dedicar. No busco su compasión ni que se sientan mal por mí, porque tengo fe”, prosiguió el luchador samoano mientras el público, también emocionado, le gritaba “Thank you, Roman”.
Reigns lanzó un mensaje de esperanza a sus seguidores: “Voy a superar esto. Volveré y me verán muy pronto”, dijo uno de los emblemas de la WWE en los últimos años.
Reigns dejó el Campeonato Universal en el centro del ring y abandonó el escenario. Momentos después, en el backstage, sus compañeros Dean Ambrose y Seth Rollins se fundieron con él en un abrazo y ejecutaron por última vez el saludo de The Shield con los puños de frente.
En su haber tiene cuatro Campeonatos Mundiales, siendo tres veces Campeón Mundial Peso Pesado de la WWE y una vez Campeón Universal de la WWE. De casta le viene al galgo, pues Roman Reigns (33 años) pertenece a uno de los clanes más prolíficos de la lucha libre: los Anoa’i, y tiene por primo a Dwayne ‘La Roca’ Johnson (46).