Chapecoense volvió a jugar tras la tragedia y rindió homenaje a las víctimas

ADM/Redacción.

Brasil.- El Chapecoense, con un plantel reconstruido, empató 2-2 este sábado en su estadio al campeón Palmeiras en un partido amistoso que marca la voluntad de supervivencia de este pequeño club del sur de Brasil convertido en un grande de Sudamérica, antes de ser diezmado por un accidente aéreo.

Douglas Grolli y Amaral pusieron los dos goles del Chapecoense, mientras que Raphael Veiga y Vitinho marcaron para el Palmeiras, que está bajo el comando del técnico Eduardo Baptista tras la salida de Cuca.

El encuentro comenzó a las 13:00 horas del centro de México, aunque el momento más emotivo del día sucedió una hora antes cuando los tres jugadores que sobrevivieron al accidente aéreo levantaron la Copa Sudamericana 2016 que la tragedia no les dejó ganar en la cancha.

Pese a que la ciudad de Chapecó se volcó con su equipo, el estadio, con un aforo de 20.000 espectadores, no estaba lleno, probablemente a causa del elevado precio de la entrada: 80 reales (25 dólares), en un país golpeado por la crisis y el desempleo.

La mitad de la recaudación se destinará a las familias de las víctimas y la otra mitad a la reconstrucción de club, que contrató a 22 jugadores para recomponer sus filas.