Adriana Jiménez gana Oro en la Copa del Mundo de Clavados de Altura

ADM/Redacción.

Abu Dhabi.- La mexicana Adriana Jiménez tuvo un resultado histórico al ganar la medalla de oro en la plataforma de 20 metros de la Copa del Mundo FINA de Clavados de Altura, con sede en Abu Dhabi, siendo el primer logro de esta magnitud para el país en su modalidad y género.

En la segunda parte de la competencia, que implicó la ejecución del tercer y cuarto salto, y tras encabezar en jornada previa el ranking femenil de los dos primeros clavados desde la plataforma de 20 metros, Adriana Jiménez, de 32 años de edad, consagró su triunfo con un total de 316.45 puntos.

El podio lo compartió con Rhiannan Iffland, de Australia, medalla de plata con 312.80 y Yana Nestsiarava, de Bielorrusia, bronce con 296.80.

En la final de la rama varonil, pactada a 27 metros de altura, Jonathan Paredes se colocó en el cuarto sitio con 381 puntos y Sergio Guzmán en séptimo, con 349.80. La medalla de oro fue para Gary Hunt, de Australia con 443.40 unidades, la plata para Steve Lo Bue, de Estados Unidos, con 405.30 y el bronce para Michal Navratil, de República Checa, con 381.95, de quien estuvo muy cerca el mexicano Paredes.

En declaraciones a la FINA, Adriana Jiménez, revelación de la Copa del Mundo de Clavados de Altura declaró: “después de un año muy difícil donde tuve varias lesiones y operaciones, incluyendo la nariz, me dije que no podía vivir la misma situación de nuevo. Tuve que concentrarme más en lo que estaba haciendo al filo de la plataforma de 20 metros, trabajar mucho mentalmente y lo logré”.

Añadió que hace tres meses cambió de entrenador, al ponerse bajo la dirección de César Cuevas, lo que calificó de positivo y clave para este triunfo: “con él he resuelto muchos de los errores que estaba cometiendo en el pasado, como el barani –el medio salto mortal para realizar la entrada de pies al agua- y la entrada al agua, creo que estoy mucho mejor en estos dos aspectos ahora”.

Adriana Jiménez, quien se inició en los clavados a los ocho años, pero no pudo ingresar al equipo olímpico que participó en Atenas 2004, por lo que después en 2014 decidió incursionar en los clavados de altura, mencionó que el haberse decidido a practicar esta nueva modalidad “fue una elección correcta, ahora estoy completamente feliz con lo que estoy haciendo y esta medalla de oro sin duda traerá motivación adicional”.

Adriana Jiménez entrena actualmente en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos y Alto Rendimiento (CNAR), e inicia sus actividades a las 6.30 de la mañana. “Nunca salgo de casa sin desayunar. Luego voy al CNAR y me entreno de tres horas y media a cuatro horas al día, en el gimnasio seco y alberca desde la plataforma de 10 metros, donde trabajo la salida, la ejecución y la entrada al agua”.

Adriana Jiménez se dijo agradecida con el apoyo recibido para el impulso de los clavados de altura por parte de la CONADE y la FMN, y deseó que próximamente la disciplina tenga mayor reconocimiento público cuando ingrese en el futuro al programa olímpico, tras la propuesta de la FINA al Comité Olímpico Internacional.

Desde su llegada al circuito de Red Bull en 2014 a la fecha consideró “las cosas han cambiado mucho en la rama femenil, hay más giros y vueltas, el nivel definitivamente es más alto”.

Respecto a los próximos Campeonatos Mundiales FINA de Budapest, del 14 al 30 de julio, comentó que “será una gran competencia, pero mi objetivo ahora es disfrutar todo esto, realizar bien cada uno de mis saltos, y ser constante”.

Previo a su triunfo en Abu Dhabi, la clavadista mexicana había obtenido dos cuartos lugares en la Copa del Mundo de Cozumel 2015, y en los Mundiales FINA de Kazán.